Nike Tennis Zoom Vapor X

La recaudación fiscal en México es deficiente y la evasión se hace por la vía más simple que es la corrupción, esa mancha que se apropió de dependencias gubernamentales y que ayudada por la burocracia sentaron sus reales, el caso de Juan Gabriel es sólo uno de los miles de artistas que evaden el fisco, unos con oscuras maniobras, otros artistas con el clásico cohecho a los funcionarios. Mientras un programa de Open Office para computadora cuesta con sus cuatro diskettes $850 pesos, el pirata se consigue en $125 pesillos y no se nota la diferencia. La ropa de marca no está descartada en este catálogo incluyendo las marcas deportivas en tenis, shorts, chamarras, cachuchas y otras prendas como Adidas, Atlética, Nike, Pony, etc..

Con algo más de 7 minutos por jugarse en el tercer cuarto, el luminoso mostraba un 64 57 y cuando el MVP de la NBA concluyó su exhibición, estaba ya 79 59. Dos minutos sirvieron para que un solo jugador destruyera el trabajo de un equipo durante más de medio partido. En una de sus canastas, hizo volar a Ibaka y le desafió con la mirada antes de que su tiro entrase..

A ver si durante las próximas semanas la exposición a la cultura japonesa me hace apreciar más este tipo de cosas, aunque supongo que, puestos a echar de menos algo hispánico, posiblemente sea el jamón, y no nuestras repetitivas teleseries. Pero no os preocupéis (ni os hagáis ilusiones, los que no me soportáis), pues esto es sólo un paréntesis veraniego. A menos que sufra algún tipo de Síndrome de Stendhal consumista en Akihabara o Aoyama y me ate a los escaparates de Rick Owens o Yamamoto, cual Tita a árbol de Recoletos, volveré.

Fue para Isco. La anterior la había tirado Asensio. Hazard fue creciendo con el partido.. Desde primera hora de la maana se han acercado al lugar toda la familia y mucha gente que quiere dar su último adiós a la deportista. «Estamos todos rotos. Ha sido un proceso largo porque la hemos buscado con mucha ilusión y luego lo hemos pasado mal.

Rashke cuenta cómo, en octubre de 1943, 600 cautivos se rebelaron, alentados por el ejemplo de los héroes del gueto de Varsovia, mataron a los oficiales y saltaron las verjas. 300 de ellos consiguieron llegar al bosque y sobrevivir. Algunos ofrecen su testimonio al autor..

Se trajeron a Mattiacci, un comercial, ni técnico, ni experto en carreras, ni nada de nada, y despide a Marmorini!!!, el responsable de motores, alguien que hizo exactamente lo que le encargaron. Hasta que no se fue Alonso no despidieron al verdadero culpable: Tombazzi, el responsable de que el motor no tuviera potencia, de que el turbo fuera pequeo, el que prometió una aerodinámica estratosférica. Ferrari volverá a ganar, más bien antes que después.

Deja un comentario