Nike Tennis Quotes

Sin hacer demasiada arqueología (Yohji Yamamoto y su exitosa asociación con Adidas en Y 3, a principios de 2000), podría decirse que todo comenzó en 2013, con las Ozweego de Raf Simons: todo el maximalismo de unas Reebok o unas Skechers de los primeros 90, a los pies de la sacrosanta vanguardia conceptual. En portales como Net a porter se agotaron en cinco minutos, inaugurando la era del feísmo chic que, a partir de entonces, preconizan ufanas casi todas las enseas. En dos aos hemos pasado del rígido minimalismo a diseos delirantes y hasta monstruosos, sigue Trunzo, para quien las zapatillas están tomando el relevo a los bolsos..

Entiendo perfectamente como se siente un alumno en su primera clase de latín, griego o historia universal, la masa cerebral sufre un colapso tal que obliga a los músculos faciales a poner cara de «empanamiento» emitiendo a su vez una orden a las cuerdas vocales que casi siempre pronuncian frases recurrentes como el latín es una lengua muerta, vaya palo, bufff esto me lo saco con chuletas. 🙂 de hecho hace aos era divertido encontrar las declinaciones escritas en la Letra K del diccionario VOX de latín. A pesar de que han pasado muchos aos desde que la iglesia no controla todos los estudios clásicos en las aulas, lo cierto es que se imparte la materia casi de la misma forma, por qué? Pues sencillo, los planes de estudios cuadriculan el conocimiento basándose en unos mínimos que los jóvenes deben aprender y restan importancia a lo que verdaderamente insta a estos alumnos a disfrutar con la materia..

Si hace tan sólo dos aos, estas fortunas sólo se interesaban de manera puntual por activos en el Paseo de Gracia (Barcelona) o en el Paseo de la Castellana (Madrid), en los últimos seis meses, el sentimiento del mercado ha cambiado y ahora también buscan edificios de oficinas, locales comerciales y viviendas en zonas prime o incluso algunos activos más complejos, como grandes superficies, ante la esperada mejora del consumo. Incluso hay quienes están invirtiendo en fincas de recreo para su disfrute personal ahora que los precios son atractivos. Eso sí, las grandes fortunas siguen esquivando activos de mayor riesgo, como el suelo o las naves industriales..

La compaía, que planea comenzar a fabricar el nuevo calzado en dos semanas, acaba de realizar una inversión de un millón de dólares para incorporar maquinaria italiana y brasilea y agregar matrices en su planta de Lanús. «No sólo relanzaremos la marca Fulvence, también haremos lo mismo con Fulvencito, dedicada a los chicos. En la primera etapa, proyectamos producir 20.000 pares mensuales, que incluirán botines, zapatillas de fútbol, ciclismo, tenis y tiempo libre», explica Francisco Pugliese, presidente de la empresa familiar..

Deja un comentario