Nike Tennis Mens

Sentí pena porque esta seora con aspecto de drogadicta fué amarrada a un viejo y pesado banco con una cadena en condiciones inhumanas. Me citaron para hablar con el fiscal al dia siguiente lunes. En conversación con el fiscal me indica que el problema era que no aparecía el dinero.

«La industria de la moda se enfoca en lo superficial. Trata de cómo vestimos, cómo actuamos, cómo nos arreglamosla gente con problemas de autoestima puede llegar a experimentar depresión dada la competitividad de este sector», contaba recientemente Antoinette Costa a propósito de la necesaria plataforma que ha creado junto a modelos, estilistas y otros representantes del gremio. Se llama Humans of Fashion, y pretende servir de ayuda, a través de la asesoría psicológica y la terapia de grupo, a todos aquellos que sientan cómo su salud mental se quiebra debido a las prácticas abusivas en el lugar de trabajo..

Cuartos de final (cuadro masculino): D. Medvedev (Rus, 5) a S. Wawrinka (Sui), 7 6 (8/6), 6 3, 3 6 y 6 1; G. Todas, en orden, están escritas con marcador en una pizarra. Pepo es otro. Otro al que era antes, el de los párrafos de arriba. Justo en el cruce entre las dos carreteras, vimos que había un antro en el que llevarnos algo al estómago, y nos detuvimos a comer: Diamond Lake Junction Cafe. Un auténtico antro digno de película de miedo, en el que seguramente no hubiéramos entrado en mil aos, pero cuando hay hambre. Al final comimos decentemente, charlamos un rato con el propietario, que no tenía nada mejor que hacer una vez se hubo ido la otra mesa que estaba allí, pagamos los 40$ que nos costaron los platos combinados y refrescos, y al salir casi se nos lleva el coche un minúsculo tornado que se había formado en la explanada de arena que formaba el aparcamiento..

Acá no hay que dar muchas vueltas para entrar en materia. Hace mes y medio, la Revista Dominical le dedicó su portada y una extensa entrevista de cinco páginas al «Trío Maravilla» conformado por doa Dixiana Mena, madre y entrenadora autodidacta, y sus espectaculares hijas y atletas, Andrea y Noelia Vargas. Ahí se narró con todo detalle cómo estas tres humildes puriscaleas se habían forjado literalmente con las uas y en un escenario lleno de sacrificios y carencias, una seguidilla de éxitos y triunfos que las habían ubicado ya en varias justas internacionales, habían roto récords y marcas y estaban a las puertas de conseguir sus marcas para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio..

Por primera vez, Simbrón se sentía más cerca del sueo. Correr profesionalmente. «Me causaba admiración los que hacían podios. Con un vertiginoso crecimiento del atletismo de fondo africano que se confirmó en la década de los 2000, Marc se convirtió en una referencia de lujo para corredores orientales ávidos en la búsqueda de récords mundiales o buenos debuts en carreras de fondo. Lo saben Alessandra Aguilar (2h27m en Hamburgo) y Florence Kiplagat, que lo utilizó como liebre para lograr dos récords mundiales en medio maratón (1h05m09s), el último vigente hasta hace algunos meses atrás cuando fue batido por Peres Jepchirchir. Hablar de aquél momento implica para Marc volver a su tierra natal, Barcelona.

Deja un comentario